VALORES INSTITUCIONALES

  Son los valores que deben caracterizar a nuestro Centro, como Centro perteneciente a una Congregación determinada.   AMOR A MARÍA:   Buscamos que nuestros alumnos/as amen a María como a una verdadera Madre.   AUTODISCIPLINA Y SUPERACIÓN:   Sabiendo que ellos son los principales agentes de su educación, fomentamos en nuestros alumnos la exigencia personal.   CONFIANZA EN DIOS:   La confianza es para nosotros esperanza y seguridad firme de que todos, sin distinción, estamos en las manos de Dios y nos cuida como Padre.   FE:   El don de la fe es para nosotros sabia y brújula que orienta y alimenta nuestra vida y nuestra misión. Por eso encontramos en la adhesión a Jesús de Nazaret y a los valores evangélicos la fuente que da sentido a nuestra acción educativa.   DISCIPLINA:   Sabemos que la educación requiere firmeza y esfuerzo, por ello establecemos unas normas de convivencia y unas pautas de conducta que nos ayuden a robustecer la voluntad y a encontrar frutos en nuestro trabajo, combinando siempre la exigencia con el cariño.   ACOGIDA Y UNIDAD:   Nuestro Centro se caracteriza por un sentimiento de unidad. Aquí todos tenemos un lugar y una importante tarea. Trabajamos con unos mismos criterios y caminamos en la misma dirección. Tratamos de fomentar actitudes de acogida, sencillez y cordialidad.     IGUALDAD DE CLASES:   Abrimos nuestras puertas a todas las personas sin ningún tipo de distinción ni preferencia alguna, practicando la convivencia en un clima de confianza y hermandad.